about_header

Hola, mi nombre es Edgar

Soy esposo y padre de tres hermosos niños, Triatleta y entrenador profesional

En Marzo de 2012 tenía 240lbs de peso y en mi cumpleaños 40 me diagnosticaron hipertensión arterial crónica.

Mi médico me informo que tenía que tomar medicinas para la presión arterial por el resto de mi vida. En ese momento decidí hacer algunos cambios profundos en mi vida, con la intención de recuperar mi salud y vitalidad, que había perdido después de muchos años de vivir un estilo de vida sedentario y comiendo una dieta basada en alimentos procesados y productos de origen animal.

Como parte de los cambios, tome el reto del entrenamiento y la formación para la ejecución de un Ironman. Entrené durante varios meses, cambie mi dieta, y perdí 80 libras de peso en el proceso. Complete la carrera en Julio del 2013 en Lake Placid, NY en un lapso de 14 horas y 59 minutos. Lo hice con una dieta a base de vegetales, primordialmente crudos y hoy me place informar que ya no tomo ninguna medicina para la presión arterial, asma o alergia y mis niveles de energía, vitalidad y salud nunca han sido mejores.

Nunca me propuse perder 80 libras de peso, en mi mente eso era algo que iba más allá de mis sueños más salvajes, con toda honestidad, no creí que fuese posible para mí. Al momento estaba satisfecho con no ganar peso alguno, vi a mi batalla con la obesidad como parte de mi vida, era un hecho, estaba destinado a tener sobrepeso y mientras más trataba de cambiarlo, más frustrante se hacía. Mientras más adentraba en ese viaje, notaba que había más cosas que necesitaba aprender, cometí muchos errores, me fui por muchos caminos sin salida, seguí las últimas tendencias, estaba haciendo cosas que no sienta correctas para mí. Conté calorías, hice ejercicio como un maniaco, comí las llamadas comidas "procesadas saludables bajas en grasa” para luego encontrar que no son, ni bajos en grasas, ni saludables. Me estrese tanto en la pérdida de peso, que incluso gente cercana a de mí se cansó de mi comportamiento obsesivo, todo lo que quería hacer en ese momento era perder 20 libras de peso y con suerte, ser capaz de mantener el peso que había perdido.

Porque de todo eso, viene crecimiento y sabiduría, conocimiento de uno mismo, amor propio, sólo aventurándose por el camino de auto-descubrimiento, podemos obtener los conocimientos y la confianza para recuperar nuestras vidas, nuestra salud y nuestra felicidad.

El proceso de pérdida de peso no es ni siquiera sobre pérdida de peso, se trata de mucho más, de algo más grande, se trata de nuestra salud y felicidad. La salud es la base de la felicidad. ¿Qué está usted haciendo para alcanzar su salud y felicidad el día de hoy?

Background Image
Sea persistente e implacable en su búsqueda de la salud y la felicidad